Aquí te compartimos tres tipos de grúas que toda obra de construcción necesita en algún momento del proyecto. Conócelas y renta la que más te convenga.

Grúas tipo titán. Son unidades montadas sobre un camión Sterling que capacidad para soportar distintas toneladas de peso. Los camiones cuentan con una pluma con extensiones hasta 20 metros y su sistema le permite un agarre seguro sin movimiento alguno.

Grúas autopropulsoras. Tiene una pluma telescópica de alto alcance, con alta velocidad de traslación, contrapeso que evita caída u otro accidente, así como una gran potencia para el soporte de cualquier estructura medida en toneladas.

Grúas todo terreno. Estas grúas son consideradas la versión de lujo de una grúa hidráulica móvil ya que es más avanzada. Como su nombre lo indica, es “todo terreno”, cuenta con pluma de extensión, gancho y sistema de soporte seguro. Carga desde 30 hasta 140 toneladas de pesos y puede circular de manera rápida cortas de distancias, haciendo que el trabajo sea más rápido.

Aquí te compartimos un video del manejo de una grúa autopropulsora.